Noticias

Este portátil de los 90 costaba 20,000 dólares y ahora se ha vuelto viral

Mirad esta monstruosidad. Es un analizador de protocolo de la serie Hewlett Packard J2300. Hace veinte años era un titán de la computación, vendido por 20,000 dólares a los principales profesionales de la tecnología y a los primeros reyes de internet. Hoy en día es bastante grotesco. El YouTuber Lazy Game Reviews puso sus manos en uno y nos muestra en su vídeo cómo funciona y qué puede hacer. Suena como el motor de un avión cuando se enciende, como si sus nueve kilos de peso fueran a elevarse de la mesa a propulsión. Sin duda no puedes ponértelo encima de las piernas mientras lo utilizas, como hacemos con los portátiles modernos.

Funciona con Windows 95 y tira juegos como Doom. El teclado elevado me hace doler las muñecas y los hombros con solo mirarlo, y el ratón sale de un costado si pulsas un botón. Es pequeño y está unido al cuerpo con una pieza de metal. ¡Tremendo! Es muy tierno ver una pantalla con una resolución tan baja y un sistema operativo tan antiguo. ¡Pero funciona!

El reseñador advierte de que este monstruo informático no estaba pensado para particulares, sino para empresas. No puedo imaginarme a nadie trabajando con esta mole en una oficina; los teclados y ratones normales son más ergonómicos. Ni siquiera se puede mover de acá para allá cuando está encendido. No solo por el peso, sino porque la alimentación está en el interior de la base y se enchufa con un cable normal, como el que se utiliza en uno de sobremesa.

Si quieres tener uno de estos monstruos enormes en tu propia casa, puedes conseguir uno en eBay desde unos 300 dólares. Eso es más barato que la mayor parte de portátiles del mercado actual, y sirve tanto como reposapiés, como topes de puerta o como arma mortal si puedes moverlo con la fuerza suficiente.

Rocío Vega
Me encantan las aplicaciones curiosas que me ayudan a ordenar mi caótica vida. Cuando no escribo sobre tecnología, escribo novelas y cómics. Rolera y gamer, soy acumuladora compulsiva en estanterías analógicas y digitales.

Contenido relacionado: